Nuestra experiencia en esta técnica nos permite eliminar todas las impurezas y elementos contaminantes sin producir ninguna modificación en los materiales a tratar. 

Los resultados obtenidos mediante este proceso son espectaculares devolviendo a las superficies el atractivo aspecto que tenían inicialmente.

Entre las diferentes aplicaciones del chorro de arena podemos destacar las siguientes:

  • Restauración de edificios, fachadas, muros, piscinas etc.
  • Monumentos y mobiliario urbano.
  • Maquinaria industrial y agrícola (remolques, hormigoneras, grúas, contenedores etc.).
  • Enrejados, verjas y demás estructuras metálicas (puentes, viaductos etc)
  • Todo tipo de maderas (puertas, ventanas, techos y suelos, artesonados, muebles etc.)